El primer año sin víctimas de minas en Croacia

campo de minas en croacia

Croacia recordará el pasado 2013 como el año en que entró en la Unión Europea y, también, como el primer curso sin víctimas mortales causadas por las minas desde 1991. El último fallecido se registró en verano de 2012, cuando el conductor de un camión se salió de una de las carreteras que rodean la población de Sisak y entró en un campo minado. “Seguramente había hecho aquella ruta decenas de veces y había visto la señal de advertencia que tenemos allí, pero no tomó las precauciones necesarias y acabó entrando en la zona”, cuenta el relaciones públicas del Croatian Mine Action Centre (CROMAC), Mladen Crnković, que define la zona de Sisak, juntamente a las de Osijek y Gospic, como “los puntos negros” del país. El conductor fue la víctima número 509 desde 1991.

La presencia de minas en Croacia ha sido una losa pesadísima para el desarrollo económico y para la construcción de infraestructuras en el país. Según los cálculos de la ONU y de los militares, en 1997 había 13.000 quilómetros cuadrados sospechosos de estar minados, un 23% del territorio. En la actualidad, las zonas minadas se han reducido a 651 quilómetros cuadrados, y un 70% de estos terrenos se encuentran en lo alto de montañas y otros puntos de difícil acceso. “Desde hace unos años podemos circular desde Zagreb hasta el Adriático y hacia muchos otros puntos de alta movilidad sin encontrar ninguna de nuestras señales advirtiendo de la presencia de campos minados”, explica Crnković. El ahora plácido y transitado recorrido es posible gracias a la política de prioridades que estableció el CROMAC en su fundación, en 1998, que se centró en la limpieza de zonas cercanas a núcleos ciudadanos, campos agrícolas e infraestructuras.

minas

La institución pública para desminar el territorio de Croacia se ha convertido en una referencia a nivel mundial. Crnković la sitúa como “la más importante de este de Europa y una de las más importantes del mundo”. Hasta la fecha, el CROMAC no ha sufrido recortes presupuestarios que hayan alterado su trabajo, y su portavoz confía en que la situación se mantenga hasta haber limpiado el país de minas. “Calculamos que, con las capacidades actuales, el trabajo estará acabado en un máximo de seis o siete años”.

Trabajo de riesgo

El CROMAC cuenta con un total de 33 empresas colaboradoras, que son las que aportan los 636 desminadores que hoy hay repartidos por el país. A pesar de los avances técnicos que facilitan la faena, el suyo sigue siendo un trabajo de riesgo. Desde 1998, se han registrado 68 incidentes graves entre los trabajadores de los campos de minas, 27 de ellos mortales. Sus jornadas son de cinco horas, con treinta minutos de descanso, aunque cotizan como una jornada completa.

Slavko Perak conoce bien los peligros del trabajo. Su hermano murió hace tres años mientras limpiaba un campo de minas. Las circunstancias no le impidieron formarse en la academia policial de Zagreb y seguir con su carrera como desminador. Hoy está involucrado en un proyecto de limpieza en la región de Karlovac, a pocos kilómetros de la frontera con Bosnia y del concurrido Parque Nacional de Plitvice, y razona el porqué el miedo no es una opción: “Este es el trabajo con el que mantengo a mi familia”.

Antes que Perak pise el terreno, una máquina dirigida a distancia se encarga de repasar unos 1.500 metros al día, destruyendo las minas que se encuentran a unos 20 o 30 centímetros de profundidad. Cuando acaba, llega su turno. El desminador cubre, paso a paso y a solo unos pocos centímetros de su detector de metales, unos 150 metros diarios. “El peligro no está solo en encontrar una mina y desactivarla, sino también en los restos de artefactos destruidos que pueden quedar y que, aún así, pueden activarse; es mentalmente agotador”, explica.

Éxito educacional

Si bien el 2013 fue el primero sin víctimas mortales causadas por las minas, Croacia celebra desde 2004 otro éxito: el de mantener a cero el registro de incidentes con niños. Desde su fundación, el CROMAC se ha encargado de la educación en las zonas del país con mayor presencia de minas. “Los niños ya saben qué hacer y dónde llamar cuando se encuentran con una; son mucho más precavidos que los mayores”, asegura Crnković.

El reverso de la moneda son los actos de vandalismo. No es raro ver por las carreteras del país señales de advertencia sobre campos de minas tirados o cambiados de ubicación, en algunos casos a causa de cuestiones climatológicas, pero en muchos otros por la acción de las personas. Crnković explica como hace unos años se encontraban hasta el 25% de las indicaciones fuera de su lugar original, y que la cifra de señales desubicadas ha bajado hasta el 10% de las 13.224 que hay repartidas por el país. “Contra esto solo podemos luchar con multas elevadas”.

Un año sin víctimas de minas es, sin duda, motivo de celebración. No solo por las mejoras en seguridad que evidencia, sino por las consecuencias directas que tiene en sectores como el turismo, la piedra angular de la economía croata. Los más de 12 millones de turistas que llegan cada año al país circulan por las carreteras de la costa dálmata sin ver las inquietantes calaveras que decoran los carteles del CROMAC. Un éxito para un país que, en el imaginario de sus visitantes, va dejando atrás un pasado no tan lejano.

Imágenes, por orden: Marina Nacenta y Víctor Solvas

Comparte

Acerca de Víctor Solvas

Periodista. De vuelta tras más de dos meses dedicados a descubrir los Balcanes. Twitter: @vsolvas

2 comentarios para “El primer año sin víctimas de minas en Croacia

  1. Elvi Sidheri

    Si Croacia tiene todavia problemas de minas (cuando la guerra de Croacia termino en 1995), nos podemos imaginar lo que pasa con Kosovo y Bosnia!

    Responder
  2. Judith

    Espeluznante testimonio del trabajador de CROMAC que perdió a su hermano. Si en Croacia todavía hay 651km2 de minas… Cuantos habrá en Bosnia??

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>