Yugoslavos y albaneses en la Guerra Civil Española

Soldados cruzando el Ebro

Un lector de la web nos puso tras la pista de Bosko Petrovic, aviador serbio enrolado en la Fuerza Aérea de la República Española. No fue el único. Según la periodista Miljana Kralj, de los 60.000 soldados extranjeros que participaron en la guerra, 1.800 fueron yugoslavos, y en Belgrado hay dos calles en honor a los Combatientes Españoles y las Brigadas Internacionales.

El caso de Petrovic es el más singular de todos. Se unió al partido comunista yugoslavo mientras estudiaba derecho y al acabar la carrera se alistó en la fuerza aérea yugoslava. Fue enviado a Novi Sad, al norte de Serbia, y en paralelo a su formación militar probó suerte en el fútbol. Su talento le permitió fichar por el FK Vojvodina y ganar la liga regional en 1934. Al año siguiente, ya en el campeonato estatal, quedaron segundos y Petrovic, a sus 22 años, recibió una oferta del SK Jugoslavija, uno de los equipos más importantes de la época. Poco después fue convocado por la selección yugoslava para disputar un amistoso en París ante el combinado francés. Perdieron el partido pero Petrovic fue ovacionado tras su cambio en el estadio parisino.

Bosko PetrovicEl BSK de Belgrado, campeón de la liga yugoslava, se hizo con sus servicios y en la pretemporada se trasladaron a París para jugar varios amistosos. Allí, Petrovic tuvo la oportunidad de probar varios aviones de guerra. En la capital gala se encontraba el centro de reclutamiento de la Internacional Comunista, gestionado por Tito, y recuperando el idealismo comunista de su época estudiantil, Bosko abandonó el fútbol para unirse, en 1936, como voluntario en el bando republicano español.

Su periplo comenzó en la Escuela del Aire de Albacete, y su primera misión en Valencia, defendiendo la Base Aérea de Manises. Fue herido, y tras cumplir sus objetivos como bombardero pidió entrar en combate. Después de entrenar en Cartagena con el caza soviético Polikarpov I-15, conocido como el chato, fue enviado a la defensa de Madrid. En poco más de un mes, derribó entre cinco y siete aviones según la fuente, algo insólito, incluso se le nombra en diversos foros como el primer piloto en derribar un Messerschmitt Bf 109, el famoso caza alemán de la Segunda Guerra Mundial. Petrovik murió en combate el 12 de julio de 1937 en Villanueva de la Cañada y nació el mito, incluido en la lista de ases de la aviación de la Guerra Civil Española.

Voluntarios por la libertad

Pero los brigadistas yugoslavos no fueron los únicos balcánicos que participaron en la guerra. Parte del batallón italiano Garibaldi estaba formado por albaneses, entre los que destacaron intelectuales como el kosovar Asim Vokshi, comandante del batallón hasta su muerte en la Batalla del Ebro en 1937; Skender Luarasi, quien luego traduciría al albanés la literatura española del Siglo de Oro; o Petro Marko, autor de Hasta la vista, novela de referencia de la experiencia albanesa en la Guerra Civil, y editor del periódico Voluntarios de la libertad (Vullnërati i Lirisë), publicado en Madrid, donde coincidió con Hemingway y Neruda.

75 años del fin de la Batalla del Ebro

El enfrentamiento, que tuvo lugar entre la comarca de Terra Alta, en Tarragona y Mequinenza, en Zaragoza, fue uno de los más sangrientos de la guerra, y decisivo en su desenlace. Tras una ofensiva inicial  de las tropas republicanas, tres meses después, el bando franquista lanzaba un ataque definitivo en la Sierra de Cavalls que enfrentó, en el combate aéreo, a más de doscientos aviones. Dos semanas más tarde, el 17 de noviembre de 1938, todas las poblaciones al sur del Ebro estaban en manos de Franco. Murieron más de 16.000 personas. En marzo de 2012, Sisco Blach, perito agrícola, fue el último herido, al explotar un proyectil bajo sus pies. Quedó en un susto pero desde la finca en la que trabajaba tuvieron que avisar en varias ocasiones a la policía, al encontrar, todavía, restos de obuses y granadas.

Imagen de portada: Soldados cruzando el Ebro, 1938 (Wikimedia)

Comparte

Acerca de Ginés Alarcón

Periodista. Editor de Revista Balcanes. Twitter: @ginesalarcon

4 comentarios para “Yugoslavos y albaneses en la Guerra Civil Española

  1. J. C.Deus

    No puedo creer que no se mencione a Mehmet Sehu, número dos de la República Popular de Albania durante tres décadas, primer ministro, jefe de la Sigurimi, brazo derecho de Enver Hoxha. Por sus propios testimonios parece que estuvo en las Brigadas Internacionales, y así se considera por aquí… ¿Es un olvido, desconocimiento o…?

    Responder
    • Ginés Alarcón Autor del artículo

      Ni lo uno ni lo otro. Nuestro amigo Elvi nos pasó una lista de voluntarios albaneses: Daut Muço, Dhimitër Kosta, Faik Dardha, Hulusi Spahiu, Ibrahim Kurani, Iljaz Pashaj, Justina Shkupi, Kostë Kolombo, Mane Nishova, Qamil Sherifi,
      Ramiz Varvarica, Sabri Lumani, Stefan Duni, Thanas Janketa, Teni Konomi, Thimio Gogozoto, Urfi Agolli, Veli Deda, Xhafer Miraka, Xhelal Abaz Bajrami, Ymer Puka, Zef Hoti, Zef Prela, Zihni Muço, Zihni Murati , Niko Plaku, y por supuesto Mehmet Shehu. Pero al final solo seleccionamos tres, Vokshi, Luarasi y Marko, que hemos relacionado con la cultura.

      Pero ya que lo has mencionado, y con razón, así queda constancia de todos ellos.

      Responder
  2. Alerina

    Gran artículo, nací en Madrid pero mis padres son albaneses. Me gusta leer cosas como esta que me hacen sentir tan orgullosa de mis orígenes y madres patrias.
    Muchas gracias!!.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>