Brasil 2014: El mundial en una península (I)

Estadio Nacional de Brasilia

Un buen momento para calibrar las opciones de las selecciones balcánicas ahora que empieza septiembre y con él una nueva temporada. Antes de los partidos de este fin de semana tres selecciones sin rastro mundialista y con muy poca tradición competitiva tenían posibilidades de participar por primera vez en una cita mundialista: Montenegro, Bosnia y Albania. Después de la doble cita de estos últimos días, Albania ha perdido muchas posibilidades de competir por primera vez entre las mejores selecciones del mundo, mientras que Bosnia depende de sí misma en los dos últimos partidos para visitar la colorida Brasil. Las posibilidades de estas tres modestas selecciones me habían animado a escribir este artículo que haré extensivo a todos los países balcánicos que empezaron las preliminares hace ahora justo un año. Vamos a repasar uno a uno los grupos, deteniéndonos en las particularidades de las selecciones de la zona balcánica.

Grupo A: Bélgica, Croacia, Serbia, Escocia, Macedonia, Gales

Hasta tres selecciones balcánicas encontramos en este grupo de clasificación para el Mundial 2014. En él topamos con una de las selecciones más potentes surgidas de las cenizas de la antigua Yugoslavia. Si hay una nación a la que la desmembración le sentó muy bien en lo futbolístico, ésa es Croacia. Ocupa actualmente el puesto ocho en el ranking FIFA del pasado mes de agosto. Pero llegó a convertirse transitoriamente en la tercera potencia del mundo en 1999, sólo nueve años después de que la federación croata empezara a andar en solitario. Croacia maravilló al mundo en unos esplendoroso años 90, con una camada de jugadores en la que destacaba Suker o Prosinecki, ganadora del Mundial juvenil del 87 en Chile, -pese a las parrandas nocturnas de los jugadores de la selección yugoslava que entrenaba el croata Mirko Jozic-, para coronar años más tarde una progresión sin freno con todo un tercer puesto en Francia 98, ya como Croacia independiente.

Las posibilidades que Croacia juegue en Brasil pasan por quedar como uno de los mejores segundos puestos, ya que el líder del grupo es la emergente Bélgica, con cinco puntos de ventaja a dos partidos para acabar la fase preliminar.

Como fecha histórica de la Croacia futbolera nos quedaremos con la del 15 de noviembre del 97, que fue el día que la selección conseguía en Ucrania clasificarse por primera vez para un Mundial, concretamente el de Francia de 1998.

La otra gran selección balcánica del grupo, Serbia, no acaba de arrancar. La federación serbia es la heredera oficial del pasado yugoslavo pero aún así no ha conseguido resultados a la altura de su legado cuando competía como conglomerado de naciones. Ahora navega completamente en solitario después que Montenegro decidiera ir por libre desde el año 2007. Sin opciones ya para Brasil 2014, su posición actual, la número 41, está muy por debajo de las expectativas de una selección que está hambrienta de triunfos con los que saciar sus ya legendarias ansias de exaltación. Una posición acorde con unos últimos tres lustros en los que Serbia no ha acabado de coger el temple adecuado, ni siquiera con la llegada del inclito Javier Clemente, que llegó a ser su seleccionador de 2006 a 2007, sin más pena que gloria. Un clásico contemporáneo del fútbol yugoslavo lo encontramos en la figura de Dejan Stankovic, ex del Inter, con el que ganó cuatro ligas y una Champions, que  tiene el récord de entorchados con 107. De hecho, ha sido el único jugador en el planeta en disputar tres veces la Copa del Mundo con distintas camisetas: Yugoslavia, Serbia y Montenegro y finalmente, con la camiseta de Serbia a secas.

Como efeméride destacamos la fecha del 18 de junio de 2010 en Sudáfrica, concretamente en el Estadio Nelson Manela Bay, se produjo el primer triunfo de Serbia como tal en un Mundial, 0 a 1, gol de Jovanovic. De hecho son sus tres únicos puntos en un Mundial (de dos participaciones, en Alemania 2006 se quedó a cero).

Aunque el mayor triunfo del fútbol yugoslavo profesional se celebró en el año 1991, justo antes de la atomización balcánica, cuando el Estrella Roja se convertía en el primer equipo balcánico en ganar una Copa de Europa ante el Marsella en la tanda de penaltis (el segundo proveniente del telón de acero después del rumano Steaua en 1986). Puedes leer la crónica de aquel año en este artículo de Javier Domingo: Cuándo éramos héroes: Estrella Roja 1991.

Se da la circunstancia que Serbia y Croacia se han encontrado por primera vez en un campo de fútbol en competición oficial justo en estas eliminatorias del Mundial de Brasil. Croacia ganó a los Serbios en Zagreb por 2 a 0 y lograron empatar el viernes a 1 en el conocido como pequeño Maracaná, que es en realidad el estadio del Estrella Roja.

En Croacia:

En Serbia:

Completa la cuota balcánica de este grupo A, la desconocida ARY de Macedonia, descolgada del próximo Mundial, actual 89 del mundo y con una 46 como posición más alta de su historia en octubre de 2008. Su posición promedio desde la creación de la Clasificación Mundial de la FIFA es un paupérrimo 80. Aún así, Macedonia estuvo a punto de clasificarse para el Mundial de Sudáfrica. Tuvo opciones hasta la última jornada, pero una derrota final en Noruega por 2 a 1 se lo impidió. La federación de fútbol de Macedonia eligió a España como rival para celebrar los 100 años del fútbol macedonio el 12 de agosto de 2009. Se puso dos a cero en la primera parte, con la estrella Goran Pandev como bigoleador de aquella noche que apunto estuvo de acabar en sorpresa si no hubiese sido porque la Roja reaccionó a tiempo y remontó 2 a 3. Pandev, con una dilatada trayectoria en el Calcio con pasado interista (formó en dos ciclos diferentes), Lazio y Napoli, es el máximo goleador de la selección con 26 goles.

Grupo B: Italia, Bulgaria, Dinamarca, República Checa, Armenia, Malta

Nadie como Bulgaria espera que vuelvan de una vez los 90. Después de aquellos años dorados en los que rentabilizó a su mayor portento, Hristo Stoichkov, Bulgaria ha pasado por una especie de travesía del desierto que este año puede tocar a su fin con la clasificación para el Mundial de Brasil. Ocupa una esmirriada posición 53 en el ranking actual y hace tres mundiales que no se le ve el pelo, pero esos diez puntos que ha acumulado a tres jornadas para el final pueden valer su peso en oro.

Grupo E: Suiza, Islandia, Eslovenia, Noruega, Albania, Chipre

El grupo E podría ser considerado para el aficionado medio como el más “feo” de todos los que conforman las eliminatorias. Sin mucho tirón, a priori, ya que su cabeza de serie es Suiza, que sigue siendo una selección blandita a ojos de los aficionados. Aunque recordemos que fue la única en ganar a España en el Mundial de Sudáfrica y fue campeona del mundo sub 17 en 2009. Aún así es líder con cuatro puntos de ventaja sobre Albania, que ha sido durante algunos meses la revelación de toda la fase preliminar. Lástima que el pasado viernes cayera en casa con uno de sus rivales directos del grupo, Eslovenia, y el martes en casa de la Islandia de Eiður Guðjohnsen. Por lo que ahora no depende de ella misma ni siquiera para alcanzar el segundo puesto. A la hora de cerrar este artículo estaba a la espera de jugársela contra Islandia en un partido donde sólo le valía ganar. De todos modos, Albania ha mejorado muchísimo en los últimos años y ocupa actualmente el 38 en ranking FIFA. En julio de 2013 consiguió su mejor puesto de todos los tiempos: el 37. Llegó a estar hundida en la posición 124 en agosto de 1997.

El principal éxito futbolístico de “las águilas” se retrotrae a la final de la Eurocopa Sub-21 de 1984, cuando llegaron a los cuartos de final, siendo eliminados tras caer 2 a 0 frente a Italia. Aquel equipo se convirtió en la única selección albanesa en cualquier nivel que se clasificó para un torneo competitivo.

Los que ronden los cuarenta se acordarán de la primera vez que un equipo español jugó en Albania. Fue aquel FC Barcelona de los años de Venables, Lineker y Hughes, en la UEFA de la temporada 1986-87 (una tarde del 17 de septiembre de 1986), en campo del Flamurtari de Vlore. Empató a 1 a cinco minutos del final con gol de Boquerón Esteban, que al final sirvió para pasar por valor doble de los goles y que en la vuelta se empató tristemente a cero en el Camp Nou.

La crónica de La Vanguardia de aquel día destaca el trato “pedagógico” de las autoridades albanesas con los periodistas llegados de Barcelona : “Ayer por la mañana visitamos el Museo de la Historia de Albania. Durante dos horas fuimos objeto de un auténtico lavado de cerebro sobre el país en el que nos encontramos”, pues querían que comunicaran a España “lo que es en realidad este país y no escriban cosas que no se correspondan con la realidad”.

Eslovenia, por su parte, se ha animado con su triunfo del viernes pasado precisamente ante Albania que, como ya decimos pierde gas y oportunidades de concretar esa esperada sorpresa para los amantes del infra fútbol. Opciones que cristalizaron aún más con su triunfo del martes en Chipre. Eslovenia se encuentra en una tibia posición 45 en el ranking FIFA, consiguiendo su mejor posición, 17 del mundo, en 2001. Zlatko Zahovic, ex jugador de Oporto, Valencia, Benfica Vitoria y Olympiakos, es el hombre récord de la historia de la selección, con 35 goles en 80 partidos con Eslovenia. Ha participado en los dos primeros grandes eventos para los que se clasificó la selección de la Republika Slovenija, la Eurocopa del 2000 que se jugó en los Países Bajos y Bélgica, y el Mundial de 2002 de Corea y Japón, donde coincidió en el mismo grupo que España, acabando su participación con cero puntos. Partido histórico el que jugó Eslovenia en Rumania, el 14 de noviembre de 2001, que fue cuando consiguió su pase al Mundial de Sudáfrica, el primero de su corta historia, después de empatar a uno en Bucarest y que hacía bueno el 2 a 1 de la ida. Mladen Rudonja fue el goleador de aquella noche, de la que existen pocas imágenes:

Ocho años después, Eslovenia volvía a un Mundial para jugar en Sudáfrica y conseguir su primer triunfo, ante Argelia por la mínima, gol de Robert Koren que puedes ver más abajo. Pese a todo no pasaron de la fase de grupos después de perder con Inglaterra:

Leer segunda parte: Brasil 2014: El mundial en una península (II)

Comparte

Acerca de David Puente

Periodista. Twitter: @puentani

Un comentario para “Brasil 2014: El mundial en una península (I)

  1. Pingback: Brasil 2014: El Mundial en una península (II) - Revista Balcanes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>