Guillermo Carreras-Candi: “El cine es un medio para conocer la realidad que te rodea” #dokufest

Hace un año por estas fechas nos sentamos una tarde con Guillermo junto al río Bistrica de Prizren, en una pausa del Dokufest. El festival de cine documental de Kosovo fue uno de los motivos por los que lanzamos esta web. Queríamos explicar que en los Balcanes pasaba desapercibida una realidad cultural que por cercanía e interés merecía mayor difusión.

A pocos días de una nueva edición del festival y de cumplir un año en la red, recuperamos aquella entrevista. En este tiempo, Guillermo ha continuado haciendo cine en los Balcanes y acompañando a estudiantes en talleres de creación en Bosnia y Kosovo. También nos explicó su aventura recorriendo Bosnia en furgoneta para proyectar a Chaplin, y nos descubrió Zelenkovac, “el sueño de un pueblo ecológico”.

Este año en Dokufest presenta, junto a Emilio Guerra y Kumjana Novakova, un documental sobre Skopje 2014, el plan de la capital macedonia para reconstruir o remodelar, en un arrebato megalómano, 20 edificios oficiales y más de 50 monumentos y estatuas de bronce.

Guillermo trabaja en Barcelona como productor y realizador independiente y responsable audiovisual de Playground. Su primer visita a los Balcanes fue en 2002, a un campo de voluntariado en Eslovenia. Estudió cine en la Escac y su primer proyecto fue Tragovi, un documental rodado en el año 2006 que se adentra en la realidad de la juventud de Bosnia con la que se relacionaba, y que gracias a la productora Centset, podemos compartir en abierto por primera vez:

¿Cómo fue la acogida en Sarajevo?
Muy buena. Tenía miedo de que pensaran que era otro extranjero más que viene a grabar sus miserias. Pero lo que intentamos fue ser muy respetuosos y mantener una distancia. Construimos una atmósfera de 90 minutos que para mí reflejaba una visión sobre aquel lugar en aquel momento. Por los comentarios que recibí creo que al público le gustó el hecho de haberles mostrado algo suyo de lo que tal vez no eran tan conscientes, con otra mirada.

¿Os marcábais un límite a la hora de tratar temas como la guerra?
La gente mayor sí te hablaba de la guerra. De hecho lo difícil era evitarlo, pero yo me centraba en la gente joven. La guerra está ahí, en la arquitectura, en el ambiente… Se respira, pero no quería tratar este tema de forma directa. Mi idea era mirar hacia delante y centrarme más en el día a día, en el presente. La idea de reflejar ese ambiente, ese intangible sin embargo tan presente, iba muy de la mano con la concepción cinematográfica del proyecto. Lo más alejado posible de todo lo relacionado con lo periodístico, o lo puramente informativo.

¿Cómo ha evolucionado tu relación con los Balcanes desde que llegaste?
En realidad ya es una parte de tí. Hay una intensidad o una conexión que me pregunto si en otro lugar hubiera sido igual. ¿Por qué sigo aquí? ¿Es que tiene algo que ver conmigo? No tengo una respuesta clara, pero forma parte de quién soy. En un momento pensé que ya había acabado que no iba a volver regularmente a la región, pero al final ha sido todo lo contrario he seguido vinculado cada vez más a este lugar, participando en proyectos que me parecen cada vez más interesantes y espero que siga siendo así.

¿Qué te gustaría hacer?
Proyectos relacionados con el cine que para mi sean relevantes y en los que no me importe trabajar 24 horas al día 7 días a la semana porque considero que son importantes. Como la película con Tragovi, aunque luego me arruiné…
Sin distinguir entre ficción o documental, pero siempre vinculado con lo real. No me veo escribiendo guión, la única forma en la que sé trabajar es explorar una realidad concreta e ir descubriendo aspectos inesperados de la realidad o de la construcción de una determinada realidad.

Pep Bonet nos decía que la fotografía es un medio para conocer.
El trabajo relacionado con el cine es un medio para conocerte a tí mismo, la realidad que te rodea y, casi siempre, pensar en cosas que hasta entonces no te habías planteado. Para mí trabajar en algo que ya conozco no me motiva. En el fondo el cine es el resultado de un trabajo de investigación.

Ko Je Vidio Video 2012

Has colaborado con Pravo Ljudski y Dokufest, dos festivales de cine documental, organizando talleres para jóvenes…
Con Pravo Ljudski hace unos cinco años que colaboro, es una organización que se dedica a la cultura y el cine documental en el contexto de la realidad social de Bosnia. Ellos tenían la idea de construir una escuela de verano de cine y empezamos a desarrollar el proyecto conjuntamente. Desde entonces hacemos un taller anual y ayudamos a los chavales a hacer su primer documental. El objetivo principal es crear un espacio para que la gente joven se relacione con su propia realidad social y descubra cosas de sí misma y de su relación con los demás a través del cine. Con Dokufest colaboro desde hace dos años en un taller que se lleva a cabo durante seis meses y con el que hemos producido doce cortos documentales dirigidos por jóvenes de Kosovo.

¿Cómo fue la experiencia?
Una gozada, porque los chavales descubren un universo de cine. Es un trabajo creativo pero tienen la realidad delante y han de de entrar en una casa para hablar con gente y explorar lo que les rodea y su relación con su propio entorno. Luego está la parte técnica y el trabajo en equipo. Es una conjunción de muchas cosas, en realidad es hacer una peliculita, pero implica una experiencia muy completo. A nivel humano es brutal, y ves cómo lo viven, la motivación que tienen y lo mal que lo pasan en algunos momentos. Poder acompañarlos durante todo este proceso es algo maravilloso.

En uno de los talleres, ACTive, habéis trabajado con jóvenes de varios paises.
Dentro del marco de los proyectos educativos de documental creativo, hemos colaborado con Dokufest y otras organizaciones para juntar en Prizren, durante una semana, a 16 chavales de entre 18 y 25 años, de Serbia, Macedonia, Bosnia y Kosovo. Ha sido una experiencia increíble. Primero, por ver a una chica de Kosovo, un chico de Serbia y una de Bosnia estar cuatro días trabajando codo con codo para llevar a cabo una pieza audiovisual. Solo por eso ya vale la pena. Y eso es lo que ve el espectador en los créditos. Pero nosotros, desde dentro, vemos que son amigos y se van a visitar entre ellos. Las sinergias entre ellos han sido increíbles. Luego las piezas serán mejores o peores, eso no es lo realmente importante. Ha sido un milagro que pudiéramos hacerlo con cuatro duros.

¿Qué más has aprendido?
Ver que son chavales que viven en territorios que hace poco estaban enfrentados y están tejiendo una amistad que va a durar y que en el futuro van a trabajar juntos. Todos los inputs que reciben en sus medios de comunicación son muy agresivos. Es el discurso nacionalista que marca la diferencia con el otro. En cambio aquí tienen una experiencia humana, real, de cercanía. Esta es la base que nos mueve para hacer todo esto. Luego está todo lo demás. Solo con gente de Bosnia ya tienes personas de todas las identidades, pero aquí los participantes eran de diferentes países. Para ellos ha sido una experiencia que les habrá marcado, no sé si la vida, pero un verano seguro, y ya sabes que los veranos, cuando eres joven, te quedan grabados para siempre.

TSHIRT-2

La XII edición de Dokufest se celebra del 16 al 24 de agosto en Prizren con el lema “Make Change, Don’t Hide”. Este año, además de las categorías en competición (Balcanes, Internacional, Medioambiente, Derechos Humanos), se proyectan monográficos dedicados a países (Armenia, Austria), música y tecnología. El festival también contará con una exposición del fotoperiodista Donald Weber sobre las revueltas de Kiev, y el programa musical nocturno lo inaugurará el veterano productor de drum’n’bass dBridge.

Cómo llegar:
Prizren es una ciudad al suroeste de Prizren, a una hora de la capital. Para volar a Pristina hay varias combinaciones; Zurich y Viena (Swiss o Austrian), Estambul (Turkish), o Basilea y Ginebra (Easyjet).

Alojamiento:
En Prizren hay hoteles y pensiones, y también puedes contactar con la organización para preguntar por casas particulares: dokufest.com

Más sobre Dokufest:
Pep Bonet: “Lo que encuentras en Google ya ha pasado por las manos de alguien” #dokufest
Yiannis Boutaris, el mejor alcalde del mundo #dokufest
Patricia Almarcegui: “Yugoslavia o los Balcanes no significan lo mismo que hace veinte años”

Comparte

Acerca de Ginés Alarcón

Periodista. Editor de Revista Balcanes. Twitter: @ginesalarcon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *