Tintín en los Balcanes 2: el lago de los tiburones

tintin_et_le_lac_aux_requins_wallpaper_ma3fn

En Tintín en los Balcanes desgrané los lugares en los que se pudo inspirar Hergé para crear Syldavia y Borduria, países ficticios que aparecen en cuatro álbumes de su famoso reportero: El cetro de Ottokar (1939), Objetivo: la Luna (1953), Aterrizaje en la Luna (1954) y El asunto Tornasol (1956). En ese artículo citaba también Tintín y el lago de los tiburones (1972), que transcurre en Syldavia, pero no lo tuve en cuenta en el análisis porque la historieta adapta una película de animación en la que el dibujante belga apenas intervino.

Los autores de la obra fueron el guionista Michel Regnier, más conocido como Greg, redactor jefe de la revista Tintín y amigo de Hergé; el dibujante Bob de Moor, creador de los álbumes de Barelli; y el realizador Raymond Leblanc, fundador de la citada revista y director de otra adaptación del popular personaje, Tintín y el misterio del Toisón de Oro (1961). Ellos dos, junto con el resto del equipo de los Studios Hergé, fueron los que idearon los paisajes y decorados, tomando como punto de partida, eso sí, los dibujos y las informaciones incluidas en los cuatro álbumes “balcánicos” creados por Hergé.

El lago que da nombre a la película e historieta se llama Flechizoft en la versión en castellano y Fléchizaff en la original francesa, nombres que supuestamente significan “lago de tiburones” en bordurio. Según diversas fuentes, el paisaje recuerda a los lagos de Macedonia y en particular al de Ohrid. Además, tanto el real como el de la ficción son fronterizos: uno se encuentra entre Macedonia y Albania, y el otro, entre Syldavia y Borduria. En la primera parte de este artículo propuse dos líneas de investigación en cuanto a la fuente de inspiración de Hergé para esos álbumes: una era el área de Rumanía y Moldavia, y la otra, la constituida por Albania, Kosovo y Macedonia. Si es cierto que el lago de los tiburones se basa en el de Ohrid esta segunda teoría saldría reforzada. Sin embargo, Flechizoft es un pantano, un lago artificial bajo el cual se halla sepultada una aldea, mientras que Ohrid es un lago de origen geológico.

TINTIN LAGO DE LOS TIBURONES

Por otro lado, hemos encontrado un mapa del país imaginado por Hergé, cuyo origen no hemos podido certificar, que se basa en el de Montenegro y que sitúa el lago Flechizoft en la frontera entre este país y Serbia.

En realidad, como apreciaron algunos lectores en los comentarios a mi artículo, lo más probable es que tanto Hergé en aquellos cuatro álbumes como Leblanc, de Moor y Greg en este tomaran fuentes diversas y se hicieran una composición propia. En el fondo estamos hablando de ficción y tenían todo el derecho a dejar volar su imaginación. Es por ello que esta pareja de artículos tienen como único objetivo fantasear sobre realidades que nunca podremos confirmar, explorar posibilidades, permitirme en cierto modo ponerme en la piel de ese intrépido aventurero que buscaba siempre el trasfondo de las cosas y que nos proporcionó a muchos innumerables horas de gozo en nuestra infancia.

Comparte

Acerca de Llorenç Roviras

Periodista. Blog: Idees i textos Twitter: @contentseditors

Un comentario para “Tintín en los Balcanes 2: el lago de los tiburones

  1. Elvi Sidheri

    “Sin embargo, Flechizoft es un pantano, un lago artificial bajo el cual se halla sepultada una aldea”…Llorenç, en verdad en Albania por ejemplo, hay un lago artificial bajo el cual se halla sepultada una ciudad, el viejo Kukës que fue inundado hace 50 años cuando fue construida una hidrocentral electrica.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>