Tintín en los Balcanes

La acción de cuatro álbumes de Tintín (cinco si contamos la adaptación del film de dibujos animados Tintín y el lago de los tiburones, 1972, en la que no intervino Hergé) transcurre en parte o del todo en los Balcanes. Estos cuatro álbumes son El cetro de Ottokar (1939), Objetivo: la Luna (1953), Aterrizaje en la Luna (1954) y El asunto Tornasol (1956). Los nombres de los países, Syldavia y Borduria, son inventados, pero en la primera historieta se especifica que el primero es “uno de los estados de la península de los Balcanes”. Como saben todos los tintinólogos, Hergé se documentaba concienzudamente a la hora de preparar sus obras, de modo que leyéndolas con atención quizá podamos averiguar de dónde tomó la inspiración el dibujante.

Analicemos en primer lugar el nombre de los países. Syldavia podría ser un cruce de Transilvania, una región de Rumanía, y Moldavia, un estado colindante con Rumanía pero situado fuera de la región balcánica. Borduria, por su parte, parece provenir del inglés border, “frontera”. El nombre se explicaría porque es vecino de Syldavia. Por otro lado, el emblema sildavo es un pelícano con las alas extendidas en una posición similar al águila del escudo de Albania (otros países de la región tienen águilas en sus escudos, pero esta es la que más se le asemeja).

Syldavia y BorduriaLas banderas de Syldavia y Borduria (1939)

Otra pista interesante son las viñetas en que se muestra desde el cielo el punto de despegue y aterrizaje del cohete con el que Tintín y sus compañeros viajan a la luna. En la penúltima página de Objetivo: la Luna, la trayectoria del cohete parece iniciarse algo al norte del punto en que se encuentran los Alpes y los Cárpatos, es decir, en la República Checa, lo que coincide con el punto de toma de tierra de la nave a su vuelta (página 58 de Aterrizaje en la Luna). Puesto que este país no forma parte de los Balcanes, o bien el autor se despistó al hacer los dibujos o yo he trazado mal la línea imaginaria que señalaría la base aeronáutica.

En El asunto Tornasol, el capitán Haddock, tras sufrir un incidente en Ginebra con un espía bordurio, dice: “¡Ah, si encuentro otra vez a ese palurdo de los Cárpatos!” y “Todo por culpa de ese cretino de los Balcanes“. El viejo marinero es muy dado a lanzar insultos originales y extemporáneos (bachibozuk, ectoplasma, ornitorrinco, vendedor de alfombras…), pero estas dos referencias geográficas, hasta cierto punto coincidentes, hacen pensar que en esta ocasión habla con propiedad. Los Cárpatos son una extensa cordillera que recorre varios países, solo uno de los cuales es balcánico: Rumanía. En los libros citados aparece el macizo de los Zmílpatos, cuyo nombre también parece inspirado en esta cadena montañosa.

Siguiendo con la geografía, Hergé describe Syldavia como un país de “grandes planicies cubiertas de bosques y rodeadas de altas montañas siempre nevadas” y añade posteriormente que su economía se basa en la exportación de “trigo, agua mineral de Klow, leña, caballos y violines”. Esa nación cuenta también con numerosas fuentes de aguas termales y con salida al mar. Y también se dice que es pequeña y que ha permanecido aislada hasta tiempos recientes. Son varios los países balcánicos que cumplen la mayoría de estas características. Yo me decanto por Rumanía y Albania, pero invito a quién tenga otra opinión al respecto a que la comparta. Otro dato que nos puede servir: el país cuenta con 642.000 habitantes, 122.000 de los cuales viven en la capital. En este aspecto, Montenegro es el país que más encaja.

Hergé explica también con detalle la historia de Syldavia. Resumiendo, podemos decir que el país está habitado por tribus nómadas de origen desconocido hasta el siglo VI, cuando es invadido por eslavos. En el siglo X es conquistado por los turcos y en el año 1127 es recuperado por sus antiguos habitantes. De los países del sudeste europeo, solo conozco un poco la historia de Kosovo, que es asombrosamente parecida. Aunque quizá no sea la única.

SyldaviaUn pueblo de Syldavia en el Cetro de Ottokar, donde se aprecian minaretes (Imperio Otomano).

En cuanto a topónimos, en Syldavia tenemos los puertos de Duma y Barnuck, la capital Klow, a la que los turcos llaman Zilerum, y los ya citados montes Zmílpatos, donde se halla la ciudad de Sbrodj. Además se nombran las poblaciones de Slip, Niedzdrow y Kragondin, el río Wladir y el castillo de Kropov. De Borduria conocemos Szohôd, la capital, y el castillo Bakhine.

Parece mentira que un par de tebeos contengan tantas referencias, pero aún hay más. Son nombres de persona sildavos Ottokar y Muskat (reyes), Sporovitch, J. Kroisvitch, Staszrvitch, Gregori Stassanov, Boldov y Kaviarovite, entre otros, y entre los bordurios debemos citar a Musstler (un general invasor que sin duda sintetiza a Mussolini y Hitler), el autócrata Plekszy-Gladz, Boris, Sponsz y Hardouk. Digamos además que la moneda sildava es el khôrs y, last but not least, que son oficiales tanto el alfabeto latino como el cirílico. Dato este muy importante: en los Balcanes el cirílico se usa solo en Bosnia-Herzegovina, Montenegro, Serbia, Kosovo, Macedonia y Bulgaria, y, fuera de la región, pero no muy lejos, en Moldavia. El susodicho espía bordurio fuma cigarrillos de la marca Maзeдohиa, que se pronunciaría Mazedohja, es decir, Macedonia.

En conclusión, nos parece que dos áreas distintas podrían haber inspirado a Hergé: Rumanía y Moldavia por un lado y Albania, Kosovo y Macedonia por el otro. Aunque quizá lo que hiciera realmente el dibujante belga fuera coger elementos de diversos sitios. ¿A vosotros qué os parece? ¿Por cuál os decantáis? ¿Tenéis alguna otra teoría al respecto?

Imagen de portada: Chase Elliot Clark (Flickr)

Comparte

Acerca de Llorenç Roviras

Periodista. Blog: Idees i textos Twitter: @contentseditors

12 comentarios para “Tintín en los Balcanes

  1. Elvi Sidheri

    Tenemos algunas ideas Llorenç.
    Entonces me hice un idea de que Herge se haya inspirado en los Balcanes como un concepto comun.
    Es decir que de verdad Montenegro hoy tenga algo alrededor de 600 mil habitantes con su capital que cuenta con 150 mil de ellos,pero en los años 50 cuando fueron escritas estas historietas,Montenegro habra tenido solo 300 mil habitantes creo.
    La bandera de Syldavia con el pelicano parece desde luego como la nuestra (albanesa),ya que es bastante similar.
    De todas formas tambien Montenegro y Serbia tienen emblemas parecidos con el aguila bicefala (son todas de origen bizantina,como la de Rusia tambien).
    Despues en la region,paices con doble escritura latina-cirilica hay solo Serbia y parte de Bosnia,con un poco el norte de Kosovo tambien.
    El modelo de cirilico usado en el dibujo aqui publicado donde esta escrito “Gendarmaskaia” es de estilo serbio-macedonio.en serbio seria asi : “жандармерија”.mientras que en bulgaro cirilico asi: “жандармерия”.
    La parte final de la palabra “Gendarmaskaia” que termina en “ia” esta escrita en cirilico tipico serbio con “иа”,mientras que en estilo de bulgaro cirilico habira sido asi “aя”.
    Para terminar con ese punto, “Gendarmaskaia” parece mas una forma de hablar en ruso y quiere decir algo como “De la gendarmeria” (“de la Guardia Civil” para España),como decir una estacion de gendarmeria.
    Asi que me parece claro que el autor ha confundido las lenguas,pensando en ruso y escribiendo en cirilico serbio.
    Tambien en el incio de la dicha palabra,nunca se usa en cirilico la “G” sino la “ZH-ж” similar con la “J” del frances.
    Paises productores de trigo en la ex Yugoslavia,fueron por lo que se yo Serbia y tambien Kosovo.
    “Caballos y violines” me suena mucho como Hungaria por ejemplo.
    Con salida en el mar,pequeña y aislada…serian mas o menos solo Albania y Montenegro.
    Habitadas por tribus autoctonas,despues invadidas por eslavos…Albania,Kosovo,Montenegro,Macedonia.
    Pero los turcos llegaron en los Balcanes 200 años mas tarde del X siglo.
    La ciudad de “Sbrodj” es muy similar a varias ciudades balcanicas como Makedonski Brod en Macedonia,Brod en Bosnia y Hercegovina,Slavonski Brod en Croacia.
    Szohod entretanto me suena como algo proveniente del idioma hungaro tambien.
    Muskat es la capital de Oman en la peninsula atabica.
    Saludos.

    Responder
  2. Elvi Sidheri

    Para no olvidar…la palabra “bachibozuk” sigue siendo usada por ejemplo en Albania y Bulgaria.
    En mi pais tiene un sentido bastante malo,mientras que en Bulgaria tiene siempre a que ver con los invasores turcos (claro porque los “bachibozuk” eran soldatos irregulares del ejercito otomano).

    Responder
  3. Llorenç Roviras

    Muchas gracias por tu aportación, Elvi. En internet hay otros artículos sobre el tema (consulté algunos) y las teorías propuestas son muy diversas. Después de leer tus comentarios veo que lo más probable es que Hergé hiciera un batiburrillo de todo lo que encontró relacionado con los Balcanes. En cualquier caso hizo un esfuerzo considerable para dar credibilidad y realismo a la historia.

    Responder
  4. Jorge Ruiz Ruiz

    Hola. Me encanta la revista Balcanes y he leído con divertimento este post de Tintín, aunque yo no era muy seguir de sus comics; era más bien de Asterix.

    Tan solo comentar que me sorprende que diferencies tanto a Moldavia como país no balcánico.
    Es cierto que fue parte del imperio zarista ruso y de la URSS hasta 1991 pero los rusos lo denominaban Besaravia. Sin embargo, ellos a sí mismos se denominan Moldova o Moldavia en castellano.
    Como sabes Moldavia es junto con Transilvania y Valaquia una de las regiones que integran Rumanía.

    Rumanía es (salvando a la comunidades húngaras) un estado de raices latinas. Su lengua es romance y su nombre viene de la misma capital latina: Roma.

    Hubo en 1991 y 92 un fuerte movimiento de ‘reunificación’ a la caída del régimen soviético. Con el ejemplo de la reunificación de Alemania en 1990, rumanos y moldavos quisieron unificarse, pero el proceso fue impedido desde el exterior. Rusia mantenía y mantiene aún fuertes unidades militares posicionadas en el este del río Niester -lo cual origina el conflicto de Transnistria-, y Europa no quería más problemas con una inestable Rusia, un coloso en un momento de debilidad que quién sabe como pudiera reaccionar…

    De hecho, para que Gorvachov diese el visto bueno para la reunificación alemana hubo muchas negociaciones. Esfuerzos que Occidente no iban a realizar por la causa rumana.

    Así pues, creo que Moldavia es un territorio balcánico. La mitad oeste está integrada en Rumanía y la este es, tras la caída del Telón de Acero, un estado independiente. Pero balcánico igual.

    Además, los balcanes es una península de dificil definición… Hay eslovenos que en su occidentalización claman no ser parte de los balcanes. ¿Es Hungría la frontera norte? Sé que hay que poner un límite en algún lado…. evidentemente Ucrania no es parte, pues además su historia es rusa. Ucrania viene de la palabra rusa Kranija que significa ‘territorio fronterizo’, pero Moldavia, la ex-república soviética de Moldavia… opino, humildemente, que sí lo es.

    Y nosotros, desde occidente, deberíamos ser más conscientes de lo que ocurre en Europa.
    El pueblo rumano tiene derecho a su reunificación, como lo hizo el alemán y como lo intentó el griego cuando Reino Unido liberó la isla de Chipre. Para frenar ese proceso de unión (enosis, en griego) Turquía -como sabes- ocupó el tercio norte hasta nuestos días…
    Algo similar ocurre entre Rusia y Bielorrusia. Este último país, Rusia Blanca, debe la razón de su independencia al arbitrario tratado de Brest-Litovsk y su nombre a que, en tiempos medievales, era la parte de Rusia que profesaba religión católica (es fronteriza de las católicas Lituania y Polonia, que hasta dio un Papa) a diferencia del resto, de culto ortodoxo.

    En fin. Un placer leerte.
    Gracias por este espacio Revista Balcanes.

    Un afectuoso saludo.
    Jorge

    Responder
  5. Llorenç Roviras

    Jorge, no tengo ningún problema en aceptar Moldavia como país balcánico. Dije que no lo era porque no aparece en las listas de países balcánicos que he encontrado hasta ahora. Desconocía completamente su historia, gracias por acercárnosla. Me queda claro que sí lo es. Moldavia tampoco aparece en el listado de países balcánicos en esta web. A ver si el responsable de Revistabalcanes.com se anima a incluirlo… 🙂

    Responder
  6. Alejo Alberdi

    Cuidadín, que Hergé se documentaba a fondo, pero también metía el Marols en todas las aventuras de Tintín, tanto en los nombres de los personajes como en los topónimos. Hay quien tiene reparo en tirar de la wikipedia, pero no es mi caso

    «Esto es así porque Hergé inventó la lengua syldava basándose en el dialecto de Marols del neerlandés hablado en Bruselas, mezclado con palabras francesas y de otras lenguas y fusionando y añadiendo letras a las palabras para despistar a los lectores. El idioma inventado por Hergé tiene por ello bastante coherencia, y de su análisis se deduce que el lema nacional syldavo, Eih bennek, eih blavek, significa literalmente “Aquí estoy y aquí me quedo” (Hier ben ik, hier blijf ik en neerlandés) y no “Quien con él se roza, con él se pincha”, que es la errónea traducción que da el folleto turístico que Tintín hojea en el avión que le lleva a Syldavia por primera vez.»

    Syldavia – http://es.wikipedia.org/wiki/Syldavia

    Responder
  7. Jairo

    Yo creo que -paisajes al margen- El Cetro de Ottokar es una metáfofar del Anschluss ubicado en otro contexto para evitar males mayores. Coincide en el tiempo y en muchísimos aspectos en la forma. Es más, la visión de los Balcanes que se tiene en la actualidad -y los estereotipos en los que también cayó en su día Hergé- se corresponden más con una visión tan desmesuradamente paternalista (por no usar otro término) como la que se presenta de África en Tintín en el Congo.

    Responder
  8. José

    Yo personalmente para Sildavia, por el dibujo de la foto en que parece verse una mezquita, hubiera dicho que era un paisaje de Bosnia, o quizá Montenegro por aquello de que fue un reino independiente en una época determinada. Y para Borduria hubiera dicho que estaba inspirada en Hungría (por la grafía sz), en Alemania Oriental (por aquello de lo totalitario que se ve en el Asunto Tornasol) o, por el tema expansionista y por ser vecina de Bosnia/Montenegro, en Serbia.

    Responder
  9. Constan

    Hola, me parece que el artículo y los comentarios son muy interesantes. Habiendo vivido en los balcanes durante ocho años me atrevo a decir que Syldavia es Bosnia y Hercegovina. Lo digo sobre todo por el paisaje que se ve en las viñetas, con sus mezquitas por una parte y por el tipo de casas y las ropas que viste la población autóctona. En bosnia el alfabeto latino y el cirílico son oficiales, y en los 50 ya lo eran. Fueron invadidos por los turcos y en una época remota fueron un reino independiente. Tiene una pequeñísima salida al mar en la localidad de Neum, fruto de acuerdos historicos entre la republica de Raguza y los turcos.
    Pero como muchos decís, Hergé añadió otras cosas. Por ejemple el águila no tiene que ver con Bosnia y se parece más a la bandera de Albania, o la historia en sí, que recuerda más al anschluss.
    Desconozco si Herge había viajado a Bosnia o a los balcanes, pero después de haber estado en Rumanía, Bulgaria, Macedonia, Bosnia, Croacia, Serbia y Eslovenia, el aspecto de lo que dibuja se parece más a Bosnia que a ninguno de los otros. Si alguien va a Sarajevo y se pasa por la taberna de la fábrica de cervezas verá muchas fotos antiguas en las paredes que claramente recuerdan ese paisaje, con el complemento del legado de Austria durante los años en que dominó la zona.

    Responder

Responder a Llorenç Roviras Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *